Cómo obtener un régimen de visitas

Niño solo esperando a su padre, con cara de tristeza

Consulta Gratuita

Puede leer el artículo completo, o ir directamente al RESUMEN.

La primera cosa que hay que entender cuando hablamos de régimen de visitas es que el derecho que estamos protegiendo no es el nuestro, sino el derecho del hijo o hija a ver a su familia. Durante la separación o el divorcio, es normal no querer tener contacto con la familia del ex. Sin embargo, los hijos tienen derecho de ver a su padre y a su madre, y también a la familia de su padre y a la familia de su madre. La excepción a esto sucede cuando el padre o la madre son dañinos para el hijo o hija.

Ver a ambas familias es un derecho de los hijos

Personas sonriendo

Lo ideal es que el padre y la madre (con ayuda de un abogado) se puedan poner de acuerdo en un horario de visitas para que los hijos puedan pasar tiempo de calidad con ambos y con las familias de ambos. En caso de que esto no sea posible, es necesario ir a un juez de familia para que sea la corte la que determina el horario y las condiciones de la visita.

En este proceso se puede establecer el tiempo que se va a compartir, la frecuencia con la que se va a compartir, los días de visita, los lugares que pueden frecuentar, y en caso de ser necesario, junto con quién tendrá que realizarse la visita.

El Código de Familia lo define como: " (...) el derecho de las personas menores de edad a mantener contacto, visitas y comunicación con sus padres o madres que no cohabiten con ellos y ellas, y demás parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, así como a terceros no parientes que formen parte de dicho círculo familiar extendido y afectivo, cuando el interés superior de la persona menor de edad así lo justifique (...) ".

Régimen de visitas

Puede ser determinado de común acuerdo o se le puede pedir al juez que lo determine.

CONSULTE AQUÍ

El juez puede modificar o suspender el ejercicio de estos derechos en cuanto a los lugares, la frecuencia y las condiciones de la visita, si determina que implican un perjuicio físico, moral o psicológico para la persona menor de edad o para las personas de su círculo familiar.

Visitas para los abuelos

...

El código de familia explica en esta forma el derecho al régimen de visitas: Es derecho de las personas menores de edad a mantener contacto, visitas y comunicación con sus padres o madres que no vivan con ellos y ellas, y demás parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, así como a terceros no parientes que formen parte de dicho círculo familiar extendido y afectivo, cuando el interés superior de la persona menor de edad así lo justifique.

El juez puede además otorgar el derecho de visita a personas que no sean familia siempre que la relación de estas personas con el niño o niña sea beneficioso para su crecimiento. Esto podría suceder incluso -en un caso extremo- en contra del criterio del padre o de la madre.

RESUMEN

Régimen de visitas

El derecho a ver las familias

El régimen de visitas, mucho más que un privilegio de los padres, es un derecho del hijo o hija a ver a sus familiares tanto de la familia materna como de la familia paterna. Esto se puede decidir de común acuerdo o por medio de un juez.

Si la decisión la toma un juez, a la hora de decidir, tendrá como primer criterio el interés superior del niño o niña, y definirá quienes pueden verlo, cómo, cuándo, donde y por cuanto tiempo. El juez puede incluso dar derecho a visita a personas que no son familia directa.

Consulta Gratuita